CABECERA

Gestión de los Recursos Económico-Financieros

La herramienta con principal con la que se despliega la estrategia económico–financiera, es a través de los Presupuestos Anuales. La UMH, como institución de la Administración Pública, financia sus actividades mediante fondos dispuestos en determinadas partidas presupuestarias. Se tiene asignado un programa dividido en con­ceptos presupuestarios que, a su vez, se agrupan en diversos capítulos, artículos y partidas, tal y como se muestra en la tabla, en la que podemos ver su evolución desde 2008 a 2011:

Tabla 21: Principales Partidas Presupuestarias.
PARTIDAS 2008 2009 2010 2011
Personal 49,97 46,57 39,7 42,8
Compra de Bienes y Gastos de Funcionamiento 26 22,73 23,9 23,4
Gastos Financieros 5,29 3,02 2,72 2,85
Transferencias Corrientes 3,59 3,3 2,13 2,36
Inversiones Reales 9 17,12 21,18 20,96
Amortización del Capital de Préstamos 5,84 7,06 7,09 7,28

Cabe destacar que la partida de Personal muestra una tendencia decreciente aunque en el año 2011 ha recuperado con respecto a 2010. La partida de Compra de Bienes y Gastos de Funcionamiento se ha estabilizado en los últimos 3 años, mientras que las partidas de gastos financieros y Transferencias Corrientes, han ido disminuyendo progresivamente. Por otro las lado la partida de Inversiones se incrementado en casi más de un 100% desde al año 2008 al 2011, mientras que la Amortización de Capital de Préstamos se ha incrementado en casi 2 puntos.
La elaboración del presupuesto de la UMH recoge unos criterios claramente marcados en el Plan Estratégico:

  • Una política de incentivación de la calidad,
  • Una apuesta por la I+D+i con elevadas dotaciones,
  • Atiende a las necesidades de los estudiantes prestándoles apoyo y asesoramiento,
  • Amplia las infraestructuras,
  • Tiene contenidos en cooperación y desarrollo,
  • Atiende en sus dotaciones a las previsiones de gasto de RRHH
  • Profundiza la gestión por competencias.

En el apartado de gasto corriente participan con sus propuestas todos los propietarios de las uni­dades, es decir se descentraliza la previsión de gasto. Así, cada unidad (Departamento, Escue­la, Facultad, Instituto o Centro de Investigación) dispone de presupuesto que facilita su funciona­miento y genera recursos financieros en virtud de sus acciones de I+D+i, que se suman a las que han sido asignadas para estas unidades por la UMH.
A este respecto, con el fin de facilitar las acciones de I+D+i, la UMH cuenta con un procedimien­to para el adelanto de cantidades económicas, a cuenta de subvenciones y proyectos financiados por entidades públicas, que hagan posible dichas acciones mientras llega la ayuda aprobada.

Otro de los objetivos vinculados con la gestión financiera de la UMH, es el deseo de incrementar la capacidad de autofinanciación, así como gene­rar ahorros presupuestarios para hacer viable la institución. 
Teniendo en cuenta el modelo de gestión des­centralizada en torno a las unidades, el desplie­gue presupuestario se realiza en dos niveles me­diante:

  • La aplicación informática para la gestión del presupuesto UNIVERSITAS XXI- ECONÓ­MICO, que es un sistema informático modular e integrado orientado a facilitar la gestión que se realiza en los centros gestores (unidades) del gasto de la universidad.
  • El presupuesto descentralizado establecido en función de los criterios establecidos, que se revisan anualmente con la participación de los líderes implicados.

Al objeto de agilizar la gestión de los créditos anuales y no acumular operaciones en el último trimestre del ejercicio, los gastos que, como máxi­mo, pueden efectuarse en este periodo no pue­den ser superiores al 40% del crédito definitivo asignado a cada Unidad Orgánica, procediendo el día 1 de octubre a la retención de crédito dis­ponible que exceda del citado porcentaje sobre el crédito definitivo.
El cierre de los ejercicios contables se ha venido realizando en los meses de marzo de cada año, sustancialmente antes que otras administracio­nes públicas.
Como ejemplo de las mejoras implantadas en tér­minos financieros, se puede destacar entre otras que, si bien durante los primeros años se dispo­nía de un presupuesto de medios, en los últimos años la confección de presupuestos se realiza en base a objetivos que se pretenden alcanzar, pa­sando por tanto a un Modelo de Presupuestos por Objetivos.